Si eres profesional de la belleza Fórmate en Corpocare

Que todos queramos estar siempre guapos, ser jóvenes o dar una imagen de que la vida es fantástica…

Es un concepto muy vacío realmente.

Ahí detrás hay mucho más que rascar.

Llevo más de 30 años escuchando a esteticistas, médicos, estilistas, peluqueras, maquilladora/es.. decir que se sienten psicóloga/os.

Y es que aunque a priori parece simple,  tratar con  a apariencia de las personas es muy profundo.

Cuando alguien entra por tu puerta y quiere un cambio, está sintiendo cosas por dentro que puede que no cuente a su pareja, familia o amigos.

Quizá por miedo, o porque aún no logra ver qué se esconde detrás de su deseo.

Pero siempre hay relación entre lo que un cliente quiere mostrar por fuera y
cómo se siente por dentro. Siempre.

La cuestión es si sabemos ver “lo que no se ve”, los acompañamos y somos su guía.. o si todo eso se nos escapa y tan solo los dejamos más guapos.

En Corpocare  Profesional formamos a profesionales de la belleza en técnicas de psicología, de cómo funciona el cerebro, de cómo se relaciona con la belleza, los miedos, la comida… para que tengan un mayor control de su trabajo y puedan darle más profundidad a su profesión.

Buscar la excelencia en el ámbito de  a estética recompensa a nivel humano,
profesional, y económico.

Te cuento el ejemplo de mi centro y de los principios que aplico en él cada día

Sobre mí

Siempre quise ser psicóloga y como para pagarme los estudios tenía que trabajar, me puse a estudiar estética primero mientras trabajaba y practicaba en un centro de estética y peluquería.

Con el título en la mano, pasé a trabajar en una clínica de medicina y cirugía estética. Eran los años 90, el despertar de la “belleza médica” de las españolas.

Me ganaba el pan con algo que parecía diferente a lo que había estudiado, y no ejercer de psicóloga era para mí un fracaso. Sentía que había perdido el tiempo y el dinero, pero…

Me di cuenta de que a una esteticista la gente le cuenta toda su vida, y yo tenía que elegir si mi objetivo era cotillear y quedarme en la superficie, o ayudar a ese cliente de verdad.

Yo no he inventado nada. Pero sí fusioné la estética con las armas de la psicología, el coaching y el desarrollo personal, para tratar de ser algo más que una confesora y dar riqueza a mi trabajo. Así nació Corpocare Profesional.

Esto es lo que yo llevo en mi maleta para evitar correr como un pollo sin cabeza detrás de lo que digan los centros top 10 o las influencers, y hacer ganar clientes para toda la vida.

Trucos para transmitir de forma clara el valor de cada tratamiento estético y cómo modifica la conducta y el pensamiento.

Las preguntas que hacen pensar a mis clientes sobre lo que me plantean, y que desvelan lo que quieren de verdad.

Técnicas para escuchar sus historias como si nada más existiese en el mundo y que ellos lo sientan.

Visión global para saber todo lo que hay detrás de lo que buscan mejorar, para poder comunicarme con ellos de forma que se sientan respetados y tratados honestamente.

De todo esto hablo en mis mails, y por supuesto en los cursos.

Puedes encontrar también casos de éxito las suscripciones de mentorías, donde cuento cómo muchos clientes han logrado salir a flote, cambiar de trabajo o adaptar el que tienen en sus profesiones.

Si no te interesa tener nada más que conversaciones casuales o prefieres no mirar dentro de ti, no los vas a disfrutar.

Pero si de verdad quieres ayudar a la gente de forma más completa y sentir que las respuestas que tú les das son válidas, puedes empezar abajo.

Eligiendo una lista o las dos.

¿Y qué me llevo yo además de la confianza de mis propios clientes?

La satisfacción de leer este último párrafo y que se me acelere el corazón hablando de mi profesión.

Quizá no te parece gran cosa, pero he visto cómo compañeros que pensaban que su trabajo era “siempre lo mismo”, le encontraban una nueva dimensión si lo miraban con »ojos de psicólogo»

Ahora para ellos cada cliente es un mundo complejo que descubrir y
transformar, les dan un trato mucho más preciso, ellos les valoran
más… Y la voz se corre. Son sus guías.

Sobre mí

Si esto te interesa y te suscribes, te regalo un libro muy breve para ganar autoridad que se lee en 3 minutos.

Tumba las noticias de tratamientos y cosméticos “milagrosos” que
desorientan a tu  cliente para que sienta tu autoridad y confíe en tu solución.

Ahí te explico:

Algo que se nos olvida cuando un cliente nos pregunta, y que necesitas tener en cuenta para conectar con tu propia confianza. Si no, pierdes fuerza. (En el libro, viene tras el “ Quizá no te hayas dado cuenta, pero…” en negrita).

La única alternativa que te deja no saber comunicar bien tu autoridad. No es bonita.

Mi pregunta favorita para crear cercanía desde la autoridad. Son solo 4 palabras, pero verás que están diseñadas para relajar a tu cliente, centrarse en su deseo… y que sea casi tuya. (Página 6, en negrita).

Cómo comunicar tu mensaje para que quede muy claro, y sobre todo qué contar primero para tratar de no perder su atención.

Lo que nunca (bajo ninguna circunstancia) deberías hacer, y que la mayoría de profesionales de la belleza frustrados hacen cuando alguien viene con información falsa. Por eso muchas veces no les creen. Este 4º paso es quizá el más importante.

Te mando un saludo,

Rosa Avivar.

Psicóloga colegiada en Valencia con el nº CV05687
Coach Profesional certificada por Asesco CPC-10835
Master en dirección de personas y desarrollo profesional ESIC