¿Qué es el Mindfulnes?

¿Qué es el Mindfulnes?

Mucho se habla de esta técnica que en Europa se conoce también como » meditación laica». Aunque tiene su origen en la religión budista.

Como corresponde a mi condición de psicóloga pongo en práctica con mis clientes la técnica del mindfulness con bastante éxito. Colaboro con la Universidad de Valencia y de Granada en proyectos y estudios de diferente índole relacionados con la aceptación, el compromiso y la atención plena. Es decir con el desarrollo personal saludable.

Se suele citar a Kabat-Zinn como el más importante propulsor del mindfulness en los circulos cientifico-sanitarios occidentales.  Su escuela e indicaciones son con las que yo trabajo.

La práctica de mindfulness consiste en observar sin juzgar y  aceptando cualquier evento o situación que se presente en el flujo del pensamiento, venga de la realidad externa o de los procesos internos, de modo que nada se rechace ni tampoco se prolongue intencionadamente.

Uno de sus mensajes centrales del mindfullness es el mirar hacia dentro de nosotros con amor.  Sin confrontación y sin el juicio de que eso que nos pasa o que pensamos que nos pasa es bueno o malo. Aceptando lo que está fuera de tu control personal, aceptando con una actitud de comprensión y de compromiso con acciones que mejoren tu vida.

No hablo de resignarse si no de ver lo que pasa a tu alrededor y a tí mismo de manera limpia, dejando entrar y salir de tu vida  o/y de tu conciencia todo aquello que aparece.

Una vez que aceptas eso que pasa con actitud serena y sin juicios puedes comenzar a solucionar.

Por eso el fijarse en lo que está aquí y ahora sucediendo nos fija en el momento presente y evita que la mente se concentre en eso que nos enreda y que nos hace vivir angustiados, estresados o malhumorados.

Trabajamos el mindfulnes con estas premisas:

La defusión cognitiva: observar los pensamientos, imágenes, recuerdos y otras cogniciones como lo que son, piezas de lenguaje, palabras e imágenes, en vez de como eventos amenazantes, reglas que tienen que ser obedecidas, verdades objetivas y hechos.

La aceptación: hacer espacio a pensamientos, emociones, sensaciones, impulsos y permitirles “ir y venir” sin luchar contra, huir ni dejarse atrapar por ellos.

El contacto con el momento presente: prestar atención a la experiencia en el aquí y ahora, con curiosidad apertura, interés y receptividad; focalizarse y comprometerse de lleno con lo que se está haciendo en cada momento.

El Yo-observador: desarrollar la conciencia de la propia conciencia y la capacidad de desidentificación con los pensamientos emociones, impulsos, etc., que pasan a contemplarse como eventos privados constantemente cambiantes, y como aspectos periféricos de nosotros, pero que no son la esencia de quienes somos.

Valores: clarificar lo que es más importante para cada cual, al margen de los dictámenes externos, definir qué clases de personas queremos ser y qué es lo significativo y valioso en nuestra vida.

Acción Comprometida: establecer metas y objetivos que van en la dirección de los propios valores e involucrarse en acciones efectivas para alcanzarlas.

En el siguiente post encontrarás mi programa de mindfuless y qué puede aportarte en tu día a día.