Poner en valor las profesiones de Peluquería y Estética

corpocare profesional, formación para profesionales de la estética, mejora tu negocio

Poner en valor las profesiones de Peluquería y Estética

Poner en valor las profesiones de peluquería y estética está sobre la mesa.

La regulación de las titulaciones de peluquería y estética está en muy de actualidad. Actualmente existe mucho ‘desajuste’ con las formaciones de los distintos servicios como son uñas, maquillaje, barbería, estilistas, peluqueros, estética avanzada…;  títulos homologados por el Ministerio de educación y títulos privados de academias del sector privado homologadas y no homologadas….

La anarquía de titulaciones, profesionales y tipos de formadores reina en el sector profesional de la belleza. Ya existen asociaciones que están en conversaciones con el Ministerio de educación sobre este tema.

Sin duda un sector regulado incrementa el valor de la profesión, evita el intrusismo y eleva el tiket medio.

Si no que se lo digan a los cocineros. Una profesión muy regulada y con muchísima formación incluido un grado universitario.

Otro tema peliagudo es el precio de los servicios, hay tanta disparidad y tantos servicios y profesionales que el consumidor en muchas ocasiones termina por decidirse por: 1 Páginas con superdescuentos que obligan a bajar casi a mínimos la calidad del servicio. Porque no nos engañemos, los intermediarios en estos casos son los que ganan dinero y el profesional pone su trabajo y su reputación.

2 Franquicias que ofrecen al cliente tranquilidad-seguridad respecto a la manera de trabajar, los materiales, tecnología, profesionales y productos utilizados y que tienen ventajas enormes por el tipo inversiones/inversores de salida con los que cuentan.

Todo esto puede perjudicar mucho a jóvenes profesionales que quieren hacerse un hueco en el mercado. Para ellos queda eso de marcar la diferencia que también está muy de moda y que incluso yo he utilizado en algún momento, aunque sinceramente cada vez me gusta menos por lo generalista y demagogo que me resulta el término. Ya es bastante arduo el tener un bussiness propio como para enredarse en ser diferente y encima ponerle precio.

Quizá el camino sea 1 Orientar profesionalmente al alumnado una vez estén reglados los estudios. 2 Trabajar en eso para lo que se le ha formado. 3 Reciclarse y aumentar conocimientos en disciplinas que complementen su oficio.

Todo un reto.