Cómo encontrar al empleado perfecto - Corpocare Profesional: mejora profesional para esteticistas, peluqueros, cirujanos plásticos... Beauty Coach
370
post-template-default,single,single-post,postid-370,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Cómo encontrar al empleado perfecto

“Necesitamos a alguien más”, “no damos a basto”, y “ahora dónde encuentro yo a alguien que nos ayude sin perder mil horas en formación”… Si bien es cierto que los consultores y orientadores laborales estamos para que no te calientes la cabeza buscando a tu empleado perfecto, tengo la convicción de que es un servicio demasiado caro para una empresa pequeña y más como está el mercado hoy en día. Además, yo siempre os digo que nadie conoce como tú tus necesidades, nadie puede suplir tu intuición, ni las primeras impresiones al conocer a un futuro compañero o empleado. Lo que ocurre es que no se acierta en muchas ocasiones porque no sabemos bien lo que buscamos y porque cuando buscamos lo hacemos de hoy para ayer, y eso… no funciona.

En estos artículos intento daros las claves de funcionamiento básico de una multinacional o una empresa grande. Las empresas grandes nacieron siendo pequeñas, con una idea buena o regular, mucho esfuerzo y mucha planificación. En principio, esos son los pilares para crecer empresarialmente.

Para contratar a una persona. Primero y fundamental. Debes hacer:

  1. Un ANÁLISIS DEL PUESTO DE TRABAJO = ATP

  2. Un PERFIL PROFESIONAL PARA LA OCUPACIÓN = FPO

Estas son las bases. Saber qué es lo que va ha hacer tu colaborador, socio o empleado, describir todas sus funciones, qué aptitudes, conocimientos, tendrá de tener y qué actitudes. Es decir,

QUÉ tiene que hacer la persona que ocupe este cargo, CÓMO lo tiene que hacer y PARA QUÉ tiene que hacerlo.

Por poner un ejemplo práctico: el fallo para dar con el empleado perfecto, en muchas ocasiones, es que tú como empleador piensas que una esteticista, una enfermera, una auxiliar… debe limpiar la sala antes de que entre otro cliente y dejarla impoluta y resulta que ese empleado no entiende que dentro de sus funciones esté el reorganizar una sala, el preparar una camilla o limpiar el suelo con una mopa después de cada servicio. Este es un problema que me he encontrado en muchas muchas ocasiones. Se solventa describiendo el puesto y detallándolo al empleado, incluso dándolo por escrito.

Para un empresario, el asalariado tiene mucha suerte y para el empleado también la tiene el empresario, así que es un problema como una pescadilla que se muerde la cola, cuya respuesta depende desde el prisma en que se mire.

Se nos olvida en ocasiones que ir a trabajar no es estar en un sitio tus horas y después irte a casa. Ir a trabajar es desempeñar unas funciones descritas con anterioridad y HACERLAS BIEN. Pagar por un trabajo bien realizado… eso es un sueldo. Pero para exigirlo tiene que estar claro lo que incumbe a ese puesto de trabajo en concreto y las dos partes tienen que ser sabedoras de esas funciones.

Yo no me explayaría más, con esta información es suficiente, pero… siempre hay personas muy curiosas que quieren saber más y tener información objetiva de primera mano.

 

ATP. Definir y reflejar documentalmente la situación real de un puesto determinado. Se trata simplemente de situarlo dentro de la empresa. Y se desarrolla así:

  • Nombre del puesto.
  • Organigrama de la empresa aunque seáis dos.
  • Misión de la empresa y Actividades principales de la misma.
  • Nivel de responsabilidad del cargo (si tiene por debajo o por encima a otra persona).
  • Perfil del puesto.
  • Perfil de competencias.

 

FPO. Definir las competencias respecto a lo que se refiere a la realización del trabajo, a la técnica (aptitud) y a cómo debe enfrentarse ese trabajo, con qué actitud.

  • Capacidades profesionales relacionadas con lo que se debe saber técnicamente.
  • Lo que se espera de él o ella fuera de esas técnicas respecto al comportamiento.
  • Qué se hace.
  • Cómo se hace.
  • Para qué se hace.

 

Con esto, que relativamente es sencillo, podrás ver que ahorras saliva a la hora de repetir tareas a realizar y tus empleados estarán más contentos.

La información es el poder. Y la información por escrito mejor que mejor. Eso sí. Información clara, concisa, ecológica para ti y tu empleado, y con un objetivo.

Lo de subir el sueldo porque se hacen muchas tareas ya vendrá 😉

Manda un comentario privado o público y la primera consulta con nuestro equipo tendrá un regalo para que puedas evaluar puntos fuertes y débiles de tu manera de trabajar o de enfoque de tu negocio.

No Comments

Post A Comment

×
¿Quieres más info?
¿Quieres más info?