8 Claves para fabricar un cliente - Corpocare Profesional: mejora profesional para esteticistas, peluqueros, cirujanos plásticos... Beauty Coach
355
post-template-default,single,single-post,postid-355,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

8 Claves para fabricar un cliente

Claves para que esa persona que viene solo a informarse desee ser tu cliente

1-Prepara tus tratamientos

No se puede hablar sobre un tratamiento estético, médico, sin saber muy bien cómo funciona, sin haberse documentado previamente para interiorizar los mecanismos de acción, esto es importantísimo.

Si tu idea está clara, tu tratamiento lo estará también. Entender los tratamientos, operaciones, técnicas… de nuestro trabajo como diseñadores de belleza es primordial.

Si no sabes cómo funciona una radiofrecuencia, si desconoces el porqué se hace un enmallado de esta manera y no de otra para unos hilos tensores, si no comprendes hasta dónde pueden llegar los aparatos con los que trabajamos en nuestras clínicas, menos aún puedes explicarlo. Una buena explicación es la base de toda confianza.

 

2-Elabora un guión

Puntos a explicar, pros y contras, preguntas frecuentes. Suprime datos difíciles de entender y amplía otras explicaciones que sepas que interesarán a tu cliente, compara utilidades de lo que haces con cosas cotidianas como por ejemplo:

  • No te alargues demasiado.
  • Habla como sueles hacerlo normalmente.
  • No utilices expresiones científicas si no las vas a explicar, porque no te entenderán.
  • Busca la manera más sencilla de decir las cosas, la sencillez da seguridad a tu cliente.

 

3-Utiliza materiales de apoyo

Se dice que una imagen vale más que mil palabras. En medicina y en estética un dibujo o una foto pueden aclarar muy bien el resultado de una intervención quirúrgica o de un tratamiento estético.

 

4-Comunicación no verbal

Alrededor del 60% de lo que decimos, lo decimos sin hablar. Tener tus gestos dulcificados dan comodidad, tranquilidad y serenidad y te hace más humano.

 

5-Detecta a tu cliente

Observa las microexpresiones de tu cliente, a veces explicas algo que para ti es obvio y ves en el entrecejo del cliente un gesto de contraacción. Vuelve a explicar o incide en este tema, seguramente te hará preguntas sobre su duda y quedará todo aclarado.

 

6-Lo olvidado ni agradecido ni pagado

Cuando desgloses el presupuesto a tu cliente, desglósalo a tope, al máximo, seguro que dentro de ese tratamiento hay algo que les regalas a tus clientes y no lo dices porque lo ves obvio. Detalla bien los presupuestos y si algo es gratis, escríbelo, díselo.

Seguramente tu competencia no lo explique.

 

7-Sé honesto

Todo lo que puedas, el cliente siempre sabe que vas a barrer hacia tu casa… pero no lo ningunees, no lo presiones. El cliente hoy en día sabe mucho, casi tanto como tú.

 

8-¿Cuál es la tuya?

Estoy convencida de que eres un profesional como la copa de un pino y que tú experiencia ya te ha dado alguna clave. Eso que sabes que te funciona (casi) siempre. Me encantaría saber qué es lo que te funciona… puedes ponerlo aquí abajo, en la caja de comentarios…

Manda un comentario privado o público y la primera consulta con nuestro equipo tendrá un regalo para que puedas evaluar puntos fuertes y débiles de tu manera de trabajar o de enfoque de tu negocio.

No Comments

Post A Comment